Página Inicial

Entorno

Al norte de la provincia de Huelva, se sitúa la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, declarado como tal en 1989, sobre una basta superficie de cerca de 200.000 hectáreas que se reparten los veintiocho municipios, en los que viven más de cuarenta mil personas.

Un paisaje en el que predominan todas las gamas de color verde, cruzado por un sinfín de senderos naturales y antiguas vías pecuarias, de los cuales más de 600 kilómetros están señalizados; senderos y caminos que aún hoy en día siguen comunicando los innumerables pueblos, aldeas y caseríos de la zona.
La relativa proximidad al Atlántico de esta barrera montañosa propicia un régimen de lluvias superior al de la zona costera.
Los veranos en la sierra son muy agradables, mientras que en pleno invierno la temperatura media ronda los 8º, siendo contados los días en que el termómetro baja de 0º.


El encinar es la comunidad vegetal dominante, en menor medida nos encontramos inmensos bosques de castaños poblados de helechos en las umbrías. En zonas un poco más húmedas, por su mayor altitud el alcornocal, es el más extenso. En los valles junto a los cursos permanentes de agua, el paisaje se enriquece con la presencia de árboles de Ribera tales como chopos, alisos, sauces y fresnos. Finalmente en las vegas de los valles cercanos a los pueblos aparecen los huertos de frutales, completando con sus frutos, sus hojas y sus flores la amplia gama de colores que ofrecen estos paisajes serranos.

Estos paisajes permiten la existencia de una variada fauna. Además de numerosas especies de anfibios, reptiles y pájaros, estas sierras están habitadas por mamíferos predadores, como el gato montés o cerval, el meloncillo, la comadreja, la garduña, la jineta y el zorro, destacando la presencia, aunque escasa, del lince. Sobresalen el jabalí y el ciervo, recientemente introducido en algunas zonas donde escaseaban. Numerosas aves rapaces surcan los cielos serranos como las águilas reales, perdigueras, culebreras y calzadas, el ratonero, el búho real y el buitre leonado. Merece ser señalada la presencia, en el término de Aroche, de una colonia de buitres negros.
Cientos de kilómetros de muros o cercados de piedras, caminos y empedrados, molinos de agua, fuentes, abrevaderos, pozos, acequias, albercas, etc. en resumidas cuentas, un sin fin de elementos que conforman un Patrimonio Rural de un valor incalculable y cuya conservación merece el respeto de todos.


La mayor parte de los habitantes viven directamente del sector agrario, principalmente de la ganadería en régimen extensivo, destacando el porcino y el vacuno; aprovechamientos agrícolas tradicionales, aunque en declive, son el olivar y, en los pueblos del centro del Parque, el castañar. Como producto forestal más característico destaca el corcho, corteza del alcornoque que se extrae cada nueve años.
Los magníficos productos del cerdo ibérico otorgan fama universal a estas tierras, sin olvidar otras exquisiteces de la gastronomía serrana como son las setas (gurumelos, tentullos, tanas o níscalos).


Home
| Inicio | Casa Rural | Entorno | Para visitar |
Contacto y Situación | Libro de visitas | Álbum

© Copyright 2002-03. www.SierraOnuba.com

Desarrollado por: